Saltar al contenido
Las Plantas y las flores

Ajo

Desde la antigüedad el ajo es un condimento que ha sido aprovechado por su versatilidad en la cocina y por sus propiedades en el área medicinal, se puede considerar que tiene poco valor nutritivo sin embargo contiene vitaminas C, B1 y B3 junto con minerales como calcio, potasio, hierro y magnesio.

Su importancia radica en las sustancias azufradas que contiene como lo es la aliina, la cual es la responsable se su fuerte olor tan característico que a su vez son beneficiosas para el organismo y aportan todas esas propiedades medicinales que se le atribuyen.

Que es el ajo

El ajo es una hortaliza de la cual se utiliza comúnmente su bulbo en el área culinaria, que posee un sabor fuerte y algo picante al ser ingerido de forma cruda, además pertenece a la familia de las cebollas y es utilizado para funciones medicinales específicas.

Por poseer un alto contenido calórico es casi indispensable tenerlo presente en la despensa de nuestra cocina, en vista de que su importancia nutricional reside en los minerales que lo componen y que a pesar de que se emplea en pequeñas cantidades es fundamental en una dieta balanceada.

Existen tres variedades de ajo pero sus características nutricionales son muy parecidas por lo que emplear cualquiera de ellos lograras el mismo efecto sobre el organismo.

Primero tenemos el ajo blanco que es el que comúnmente se encuentra en el mercado y posee numerosos dientes que se conservan por mucho tiempo sin mayor cuidado.

También tenemos el ajo morado que como su nombre lo indica la superficie es de dicho color, estos maduran mucho antes y por ello sus dientes son grandes pero tienden a dañarse más rápido por lo que se debe tener cuidado al momento de conservarlos.

Y por último tenemos a los ajetes que son aquellos que se cosechan antes de que el bulbo termine de madurar por lo que son más pequeños y no tienen un olor tan fuerte, igualmente son empleados para guisos y otros platos.

Nombre científico del ajo

Este pertenece a la familia de las liliáceas y la planta tiene por nombre científico Allium sativum, dicho nombre es muy genérico y antiguo por lo que su traducción es un poco ambigua ya que se tienen datos que Allium proviene del celta que significa quemar y sativum del latín que significa cultivado.

Es una especie que se cultiva ampliamente en varios países y no se puede encontrar en la naturaleza de forma silvestre, sin embargo cada uno de los dientes de ajo son capaces de producir una nueva planta en vista de que poseen una yema terminal en su base capaz de germinar.

Esta planta es utilizado en la medicina naturista por muchos beneficios que se atribuyen sin comprobación científicas ya que contiene aliina que experimentalmente se ha utilizado para tratamiento de pacientes con SIDA, cabe destacar que los estudios se encuentran en procesos con muestras in vitro.

Origen del ajo

Se tiene indicios de que el ajo es originario de Asia occidental y proviene de un progenitor llamado Allium longiscupis que fue trasladado al Mediterráneo, siendo desde allí cultivado en la zona y otros lugares hace 7000 años.

Al cultivarla se aprovecha de esta planta el bulbo que crece en la base de las hojas y a partir de los ajos seleccionados con buen tamaño, calidad y con más de 4 gramos de peso se procede a realizar la nueva plantación.

Estos son sembrados mayormente en China y la India que son los principales productores en la actualidad, cuando antiguamente era el Grecia, Roma y la India la cual si conserva la producción para exportación.

Características del ajo

El ajo pertenece a la familia de las cebollas, pues tienen similitudes tanto en su forma como en su olor y nutrientes, las hojas de la planta son planas y delgadas que pueden llegar a tener hasta 30 cm de longitud, mientras que las raíces llegan alcanzar unos 50 cm de profundidad.

La parte más apreciada comercialmente es el bulbo y este forma una cabeza dividida en gajos que se envuelven en una piel o película blanca. Por su parte las flores son blancas y dependiendo la especie suele crecer un tallo unas semanas antes de su cosecha.

Para que es bueno el ajo

Este alimento es conocido por ser un excelente vasodilatador gracias al compuesto llamado alicina que se produce al cortar o machacar el mismo debido a una combinación de la aliina con la alinasa, esta ayuda a que la sangre circule por todo el cuerpo previniendo los ateromas formadas por el colesterol.

Este efecto también ayuda a controlar la hipertensión y como al mismo tiempo tiene propiedades antiagregantes hace que la sangre fluya mejorando los casos de trombosis, inclusive el ajo es diurético, bactericida y antiséptico.

Existen diferentes formas de consumir el ajo por lo que cada una de ellas influye sobre la forma en que se van apreciar sus bondades en el ámbito medicinal, a continuación se describen cada una de ellas.

  • Ajo Crudo: es perfecto para consumirlo y aprovechar sus propiedades porque al triturarlo posee mayor cantidad de alicina que es la responsable de los efectos medicinales para depurar el organismo, reducir la inflamación en golpes y proteger el cuerpo de bacterias.

De forma tópica actúa como antiséptico de heridas leves, al comerlo protege del efecto dañino de los radicales libres, así como ayuda al tratamiento de diabetes e hipertensión al reducir los niveles de azúcar en la sangre.

  • Ajo Seco: la planta bajo esta presentación es común para usos culinarios por lo que normalmente viene acompañada de aglutinantes y el ajo pierde su rico valor de aliina así que de igual forma al emplearlo en el área medicinal se puede aprovechar para controlar la hipertensión.

Este viene de manera granulada con un tamaño grande por lo que contribuirá a reducir la presión arterial solo porque se requieren de un consumo de 6 miligramos como sustituto de la sal.

  • Ajo en polvo: en esta presentación se puede aprovechar su alta absorción para tener una dieta alta en antioxidantes que ayude a reducir el riesgo de sufrir de enfermedades tales como: Parkinson, Alzheimer y cardiacas.

Debido a que el ajo en polvo al igual que la cebolla en polvo posee una mayor concentración de radicales de oxígeno a diferencia de otros alimentos frescos por lo que inhiben la oxidación de las células en el cuerpo.

Flores Manrique George Administrator

Biólogo – Naturista, redactor y principal editor del contenido creado en diversas revistas académicas, co-fundador de LasPlantasyFlores