Saltar al contenido
Las Plantas y las flores

Alfalfa

alfalfa

La alfalfa es una planta muy conocida en el mundo de la gastronomía, y utilizada por San Andres Apostol ya que la misma se usa para diferentes platillos, sin embargo, en el mundo de la medicina y yerberia, esta planta aporta los nutrientes necesarios para un óptimo funcionamiento de los órganos, donde se utiliza todas las partes de esta planta desde la raíz hasta las flores.

Tiene diferentes tipos de cultivos, pero lo más usado para la cocina son los germinados de alfalfa y sus semillas, lo bueno de esta planta es que ella se puede adaptar a la plantación, ya que ella se da en casi cualquier tipo de suelo.

Alfalfa

 Alfalfa y características

La alfalfa es una planta de la familia pennere leguminosa que suele ser versátil para sus usos y con muchos valores nutricionales, además de que tiene propiedades medicinales la alfalfa que se pueden aprovechar de muchas formas, incluso de uso culinario que es el más conocido. Adicionalmente de esta planta se utiliza desde sus flores hasta sus semillas.

Nombres de la alfalfa

Esta planta tiene diferentes nombres que son mielga, alfaz, mielcas, alfalce, y su nombre científico es Medicago sativa. En ingles le dicen lucerne, alfalfa y purpple medik; en catalán se le conoce como userda, alfals y méliga; en potugues como luzerma, melga, luzerne; en alemán como luzerne; y en italiano como erbamedica.

beneficios

Caracteristicas de la planta de alfalfa

Esta hierba puede alcanzar entre los 30 y 60 centímetros y tiempo de vida es de 3 y 12 años dependiendo del clima, aunque esta se puede adaptar fácilmente a los diferentes tipos de clima y suelo, es por esto que como ya lo indicamos San Andres Apostol, la usaba mucho.

  • La alfalfa tiende a ser de color verde grisáceo. Su raíz principal es de forma robusta, larga y tiende a profundizar mucho en la tierra, además cuenta con muchas raíces secundarias, que le permiten absorber los minerales más alejados de la superficie.
  • Sus tallos de la alfalfa son delgados rectos y estables, para soportar sus hojas que son ovaladas, las orillas suelen ser lisas y con los bordes dentados, las Flores suelen ser pequeñas y crecen en forma de racimos debajo de las hojas, estás pueden ser de color violeta, rojas o blancas.
  • La fruta de la alfalfa es una legumbre que no se abre hasta llegar a la adultez y pueda liberar sus semillas, esta no tiene espinas pero contiene entre 2 y 6 semillas que suelen crecer en un tamaño de 1.5 a 2.5 mm.

propiedades

  • Las partes de la alfalfa pueden ser aprovechada al máximo, ya que de sus flores salen las infusiones de alfalfa, como la planta moringa además que de las hojas sirven para preparar el agua de alfalfa, que se utiliza como tónicos, enjuagues bucales e incluso el te también sale de sus hojas.
  • Los germinados de alfalfa por lo general son ingrediente para realizar y acompañar a las ensaladas. En la medicina tradicional hecha en china, las raíces de la alfalfa se utilizan para hacer una infusión o ungüento que ayuda a controlar la fiebre más que todo de los pequeños de la casa.

De las semillas molidas de alfalfa al agregar un poco de agua se utiliza para disminuir las molestias y picazón de las picaduras de insecto o de las quemaduras que se pueda tener, incluso para eliminar algunas marcas en la epidermis.

Valor nutricional de la alfalfa

La alfalfa como hemos dicho pertenece a la familia leguminosas su valor nutricional es beneficioso para la salud, ya que contiene vitaminas B, A, C y E, además de minerales como el calcio, cobre, cromo, hierro, magnesio, selenio y zinc; también tiene un gran contenido en proteína vegetal.  también ayuda a los perros Boxer. Valor nutricional por cada 100 gr de alfalfa es:

comida

  • Energía 23 kcal 96 kJ
  • Carbohidratos 2.1 g
  • Fibra alimentaria 1.9 g
  • Grasas 0.7 g
  • Proteínas 4 g
  • Tiamina (vit. B1)  0.076 mg (6%)
  • Riboflavina (vit. B2)  0.126 mg (8%)
  • Niacina (vit. B3) 0.481 mg (3%)
  • Ácido pantoténico (vit. B5)   0.563 mg (11%)
  • Vitamina B6 0.034 mg (3%)
  • Vitamina C 8.2 mg (14%)
  • Vitamina K 30.5 μg (29%)
  • Calcio  32 mg (3%)
  • Hierro  0.96 mg (8%)
  • Magnesio 27 mg (7%)
  • Manganeso 0.188 mg (9%)
  • Fósforo 70 mg (10%)
  • Potasio 79 mg (2%)
  • Sodio  6 mg (0%)
  • Zinc 0.92 mg (9%)

De los componentes de la alfalfa las proteínas se pueden extraer de las hojas y las semillas, a que las hojas contienen un 20 % en su estado seco, mientras que en los germinados de la alfalfa solo se encuentra en un 4 %. Como se puede observar la alfalfa tiene un sinfín de nutrientes que la hace la mejor opción durante las dietas.

La alfalfa como se pudo observar tiene una gran fuente de aminoácidos, lo cual 14 aminoácidos están presentes y 8 son esenciales para la salud (leucina, fenilalanina, triptófano, treonina, isoleucina, metionina, valina y lisina). Cuando se combina con otras verduras en ensaladas o sopa es cuando mejor se puede aprovechar sus propiedades.

Taxonomía y origen

La alfalfa tiene su nombre científico que es Medicago sativa, que es una especie de planta herbácea perteneciente a la familia de las Fabáceas o leguminosas y conocida dentro de la Yerberia.

Esta planta es de origen Persia, que durante la Edad del Bronce se utilizo para dar de comer a los caballos procedentes de otros países o naciones.

En Grecia durante la Primera Guerra Médica, las semillas llegan con la caballería persa y así pasa a ser un cultivo habitual para dar de comer a los caballos. Luego de esto, los hombres al comenzar a combinarla con otras legumbres se dieron cuenta de su buen sabor en las comidas.

Esta planta de la alfalfa fue cultiva en sus orígenes como planta forrajera, por ello se puede conseguir junto a los caminos, sembradíos, cerca de carreteras, incluso en terrenos secos que sea por los climas fríos o templados.

Hoy en día esta planta de alfalfa se ve alrededor de todo el mundo, pero su área de origen según otros estudios es en el Asia, abarcando desde Turquía, Siria, Irán, Irak, Afganistán, Pakistán y Cachemira. Sus referencias más antiguas vienen de Turquía (1.300 a.C.) y Babilonia (700 a.C.) aunque muchos especialistas que puede existir desde antes.

Con la caída del Imperio Romano, el cultivo de alfalfa desaparece de toda Europa. Con los años los árabes comenzaron a transportaron desde norte de África, desde Persia hasta llegar a España. Posteriormente por la ruta del Pacífico, fue trasladada a Perú y Chile hasta que llegó a la Argentina.

Tipos de alfalfa

  • Alfalfas Comunes:

Este tipo de alfalfa es resistente a las condiciones de temperaturas bajas, pero tienden a crecer más despacio y se recuperan más lento, suelen no tener tiempos de latencia, también tienen flores púrpuras y la mayoría se han desarrollado por selección natural.

  • Alfalfas variegadas:

Este tipo de alfalfa es muy resistente y lenta en la recuperación después que llegan a cortarlas. Sus flores son de variadas de colores entre blanco, amarillo y púrpura.

  • Alfalfas Turcas:

Tienen una gran resistencia a temporada invernal este tipo de alfalfa tienen gran cantidad de carbohidratos antes de otoño, por esto es que pueden resistir el frío, ya que suplen de la energía necesaria mientras se encuentran en el periodo invernal, hasta que llega su crecimiento primaveral que se sustentan a través de la fotosíntesis.

  • Alfalfas no resistentes:

Los cultivos de este grupo de alfalfa son más erectos y no tienen esa latencia otoñal, por lo que crecen más rápido y en el corte se recuperan mejor como consecuencia son a las que se le hacen mayor corte para una mejor ganancia, pero estas alfalfas no pueden resistir al invierno.

  • Alfalfas Rizomatosas:

Existe en la actualidad algunas cepas como esta alfalfa que se desarrollan en la corona de los rizomas que están bajo la superficie del suelo donde están plantadas, a diferencia de las que sus raíces son grandes y fuertes los rendimientos de esta no son superiores a los de la raíz normal, aunque a su favor tienen gran resistencia al frio.

Usos y propiedades de la alfalfa

Aunque la alfalfa viene de continentes remotos como lo es Asia podemos decir son problema algunos que sus brotes desde hace muy pocos años están siendo consumidos por los humanos, ya que el mismo se consideraba como alimentos para caballos, a pesar que tiene un sinfín de usos para la salud, en algunos lugares se usa para enfrentar el Mal de Ojo.

cultivo

  • Adelgazar: esta legumbre tiene un alto contenido de fibra que da la sensación de llenura, por lo que es muy buena para mitigan las ganas de seguir comiendo. Una de la forma de tomarla es a través de los batidos que han ganado popularidad porque ayudan a perder peso.
  • Combate la anemia: la alfalfa es una de las hierbas con gran contenido de hierro, por lo que el consumo con regularidad de esta planta permite combatir anemias, ya que eleva la hemoglobina en la sangre.
  • Expectorante y antitusígeno natural: en la alfalfa se consigue un excelente expectorante para calma la tos. Las hojas de la alfalfa ayudan a deshacerse de las secreciones en las vías respiratorias. La manera más recomendable es tomarla a través de una infusión.
  • Contrarrestar el estrés: la alfalfa al tener magnesio, ayuda a que el cuerpo se pueda relajar y libra del estrés, cuando las personas tienen déficit de este mineral es cuando más sufren de nerviosismo, insomnio y depresión. El tomar extracto de alfalfa, auxilia como un calmante, aliviando así los estados de ánimo.
  • Consumir proteínas y vitaminas: los brotes de alfalfa específicamente cuentan con una gran cantidad de proteínas, aunque no sea de la misma cantidad que dan las carnes. Pero estos brotes sirven como complemento para las personas que no pueden o quieran consumirlas.

Además de los usos que se le dan a esta planta hay que tomar en cuenta que la alfalfa se destaca por su alto contenido de vitamina K, que es la que ayuda en los procesos de coagulación de la sangre de esta forma si tienen alguna herida, ella podría sanar más rápido, a que evitar hemorragias gracias a su propiedad anticoagulante y mejor exfoliante.

En la cultura tradicional de china se usa como tónico nervioso de alfalfa, esto permite aumentar el estado anímico de las personas, ya que posee las vitaminas, minerales y aminoácidos necesarios para el decaimiento, la fatiga, el cansancio y las dietas insuficiente de nutrientes.

Su uso culinario en ensaladas permite que pueda combatir trastornos como la anemia, ya que los brotes de alfalfa contienen el suficiente hierro para ayudar aumentar la hemoglobina en la sangre y de esta manera fortalecer el sistema inmunológico.

Fuente: Youtube.com

Otros de los remedios que se usa de la alfalfa es a través de comprimidos que sirve para tener el cabello, las uñas y la piel más saludable, que por sus nutrientes puede reestructurar las partes dañadas, con ayuda del silicio y el hierro que contiene esta planta.

Además de sus valores nutricionales, proteinas y beneficios la alfalfa es una planta valorada desde la antigüedad por las propiedades en cuanto a su acción medicinal por lo que es Antipirética, Antiinflamatoria, Cardiotónica, Antibacteriana, Emética, Antipirética, Inmuno-estimulante, Antirreumática, Estomacal, Hipoglucemiante y Antiviral.

Estas propiedades de la alfalfa permiten ayudar a tratar problemas renales como la retención de líquidos y la inflamación, además que va nutriendo los aparatos digestivo, óseo, urinario y glandular de esta forma se fortalece el sistema inmunológico en casos de alguna enfermedad, ya que de esta forma también se previenen accidentes cerebrales.

malezas

La alfalfa permite la limpieza de la sangre, el hígado y el intestino, permitiendo de esta forma que se reduzcan los niveles de colesterol y glucosa en sangre. La infusión de alfalfa se puede emplear en la curación de la artritis, ya que permite que los dolores ocasionados por la presión de las articulaciones puedan disminuir.

El consumo frecuente de la alfalfa, ya sea por infusión o brotes ayuda a las personas a combatir la malnutrición y de anorexia que muchos puedes padecer, además que es muy buena para hacer que disminuya la fiebre, ya que la alfalfa equilibra las temperaturas corporales.

Siembra de la alfalfa

La alfalfa puede ser sembrada en cualquier época del año, pero según los expertos es mejor realizarlo en la temporada de otoño o invierno, ya que por esta época la maleza se reduce por las temperaturas bajas, la alfalfa es muy resistente a las bajas temperaturas, siempre que exista humedad en el suelo necesaria para nutrirse, dicen algunos estudios que tambien la siempre de la alfalfa ayuda mucho como terapia de pareja.

  1.  Para sembrar la alfalfa se debe disponer del riego rodado, por lo que se recomienda realizar la siembra con sembradora de granos pequeños.
  2. Para surcar la distribución debe ser uniforme en el agua de riego para facilitar la cosecha.
  3. La siembra en terrenos debe hacerse con una sembradora ya que la distribución de la semilla y su profundidad tiene que uniforme, así favorece la emergencia de la planta.
  4. Después de haber sembrado se recomienda pisar los caños con el tractor, así se deba bien la marca de los surcos y de esta manera se evitar problemas con el riego del agua.
  5. Si la alfalfa se usara para un corte manual con guadaña o arma blanca de algún estilo, se recomienda que se establezca con sembradora de granos pequeños o con melgas, pero esta construcción tiene que realizarse antes de la siembra.

La siembra en melgas permite economizar agua en el riego, pero suele dificultar la cosecha mecánica. Cuando en el terreno se dispone del sistema de riego, la sembradora de granos pequeños es la mejor opción, sin importar el uso  que se le pueda dar al alfalfar.

su uso

Cuando el suelo está bien preparado se utilizan de 30 a 35 kilogramos de semilla por cada hectárea. La densidad de plantas de alfalfa dependerá siempre de la proporción de semilla y el efecto a largo plazo sobre el cultivo. Cuando se usan más semillas de alfalfa de las recomendadas el rendimiento y valor disminuye.

Estos pasos anteriores son para el terreno grande, pero como plantar el germinado de alfalfa no es difícil. Para comenzar se necesitan semillas de alfalfa, una bandeja para germinar de semillas y tierra orgánica, lo primero que se hace es:

  1. Se remojan las semillas en un frasco lleno de agua. Esto permite que se germine aun mejor.
  2. Luego se le agrega la tierra en la bandeja hasta que tenga un grosor para proceder a humedecerla. Se presiona un poco la tierra para que las semillas estén en la parte superior.
  3. Se extiende las semillas de la alfalfa en la capa superior de la tierra, y se cubre con otra bandeja para mantener la humedad.
  4. El suelo debe humedecerse durante los siguientes días, para que las semillas no se dañen.
  5. Una vez que germinen, se coloca en un lugar que tenga luz solar para ayudarles a producir si color verde.
  6. El corte de los germinados que sobresalgan de la tierra se lavan en agua fría para poder quitar el rastro de la tierra.

Almacenamiento de la alfalfa

Para el almacenamiento de la alfalfa es muy sencillo lo que se necesita es un refrigerador, por lo que se debe enjuagar una última vez y dejar que se sequen entre 8 y 12 horas hasta que se encuentren secos al tacto. Estos una vez listo se guardan en un frasco de vidrio o de plástico para que la humedad del refrigerador no entre, el santo que era muy cuidadoso con la alfalfa era San Juan Bautista.

Lo bueno del germinado de alfalfa es su larga vida útil, si su congelador cumple con las condiciones adecuadas, los germinados podrían durar hasta cuatro años almacenados en el sin dañarse, siempre que siga guardado herméticamente.

¿Cómo tomar la alfalfa?

La forma más común de consumir la alfalfa es a través del germinado donde sus brotes se consumen siempre frescos y no se cocinan. Las hojas de la alfalfa se pueden consumir como otras verduras de hoja verde, en sopas, purés, guisos, etc. Estas por otro lado si se cocinan como sucede con la espinaca, San Martin de Porres tomaba mucho de este.

bebida

Y otra de las formas más comunes que podemos consumirla es elaborar una infusión de alfalfa con sus hojas: agrega una cucharadita de hojas de alfalfa cortadas o trituradas y se le agrega el agua muy caliente, se deja reposar durante 5 minutos se cuela y se puede consumir, ya sea caliente o frio dependiendo de los gustos.

Contraindicaciones de la alfalfa

Todas las plantas que tienen propiedades medicinales siempre tienen alguna contraindicación y esta hierba no es la excepción a la regla.

Lo primero que se debe saber es que la alfalfa no se debe tomar mientras la persona toma algún medicamento anticoagulante, ya que su propiedad choca con estos químicos.

  • Como la alfalfa contiene purinas, que es una sustancia que las personas que tienen goa acumulan en su cuerpo, la alfalfa puede aumenta ese efecto y por ende ocasional mayor dolor al que tenían. Hasta ahora los especialistas recomiendan evitar esta hierba durante el embarazo y la lactancia.

plato

  • Las personas que contengan el sistema inmunitario comprometido como el SIDA o VIH deben evitar, ya que la mayoría de las veces este tipo de planta como la alfalfa si no se lavan muy bien pueden mantener algún tipo de bacterias que pueda comprometer por completo su organismo.

En general esta planta de alfalfa es muy buena para casi todas las afecciones que hemos mencionado anteriormente a excepción de sus contraindicaciones como toda planta medicinal Yerberia, pero es un hecho que los nutrientes que contienen son muy bastos y para la mayoría de las personas puede ser un paso para prevenir alguna condición de salud.

Características de la alfalfa

 

Flores Manrique George Administrator

Biólogo – Naturista, redactor y principal editor del contenido creado en diversas revistas académicas, co-fundador de LasPlantasyFlores