Saltar al contenido
Las Plantas y las flores

Galletas de jengibre

Desde hace muchos años vemos como tradición la preparación de galletas de jengibre en época decembrina, es muy común encontrarse con muñecos o forma semi humanas con caras divertidas elaboradas con este ingrediente.

galletas de jenjibre

Realmente la tradición se ha convertido en un símbolo de que se acerca la navidad y se ha expandido por todo el mundo a pesar de que tuvo sus inicios en la zona norte de Europa, tanto así que todos disfrutamos unas ricas galletas junto a una taza de café o chocolate.

Receta de galletas de jengibre

La receta original de la galleta de jengibre se modificó de acuerdo a los ingredientes que se tenía en su época, la primera vez se incorporó pan rallado viejo para darle consistencia a la pasta que contenía melaza, jengibre y agua de rosas, luego ese mismo pan fue sustituido por harina.

Con el tiempo también se le incorporo huevos para darle el toque final a la receta que conseguimos hoy en día con sus respectivas variantes, las cuales depende de cada persona sin dejar atrás lo principal que es la combinación de canela y jengibre.

Particularmente he probado varias recetas de galletas de jengibre y he modificado algunas cosas hasta llegar a una que considero propia porque no me canso de repetirla y disfrutas de ese sabor exquisito que combina muy bien con una taza de chocolate.

① Ingredientes:

  1. 250 gr de Harina de trigo todo uso, sin leudante o especial para galletas.
  2. 150 gr de Margarina con sal.
  3. 100 gr de Azúcar blanca.
  4. ½ cucharadita de polvo de hornear.
  5. ½ cucharadita de canela en polvo.
  6. 1 ½ cucharadita de jengibre en polvo.
  7. 1 huevo.

② Preparación:

  • Se tamiza la harina y se reserva en un tazón, a esta se le agrega el azúcar, la canela, el jengibre y polvo de hornear, se mezclan muy bien los ingredientes sólidos.
  • Luego se procede a derretir la margarina en el microondas por 10 segundos, solo este tiempo para que no se caliente y puedas mezclarla con el huevo.
  • Una vez mezclado se incorpora al tazón donde se encuentran los ingredientes sólidos para proceder a unir muy bien para obtener una masa uniforme.
  • Por ultimo dejar reposar en la nevera por 30 minutos y una vez pasado ese tiempo procedes a estirar en una superficie enharinada para evitar que se te quede pegada.
  • Cortan las galletas en formas de hombrecitos de jengibre y pasar a una bandeja para hornear por 15 – 20 minutos a 180 °C.

No necesariamente se cumplen el tiempo exacto de horneado porque eso depende del horno directamente por lo que es necesario que estés pendiente de cuando tenga los bordes dorados.

Esta receta se puede modificar a gusto propio o incluso puedes conseguir otras donde mezclan otras especias para darle un mayor sabor a las galletas, como por ejemplo se le puede añadir clavos de olor, cardamomo, cúrcuma y muchas otras.

Las cantidades y variaciones depende mucho del tipo de materiales a utilizar y eso cambia de acuerdo a la región así que lo ideal es que prueben y realicen los ajustes necesarios para que tengan una rica manera de compartir en familia.

las galletas de jenjibre

③ Decoración de la galleta de jengibre

La decoración de la galleta es a tu gusto y generalmente se hace la forma del hombrecito con cara alegre en glasé, sin embargo, puedes incorporar pequeños dulces como chispas de colores, gotas de chocolate o cualquiera que sea de tu gusto.

Para realizar la decoración con glasé es recomendable esperar al día siguiente que la galleta de jengibre este totalmente fría y luego dejas secar la decoración por 24 horas para que mantengan sus dulces rostros al momento de disfrutarlas.

En cuanto al glasé que se utiliza para decorar hay muchas recetas, pero existe la clásica y que todos pueden conseguir los ingredientes en cualquier tienda o supermercado, los detalles del mismo se van aprendiendo con la práctica.

1. Ingredientes:

  1. 3 claras de huevos medianos.
  2. 450 gr de azúcar pulverizada.
  3. 6 gotas de zumo de limón.
  4. Colorante blanco.

2. Preparación:

  • Separar las claras y pasarlas por un colador para eliminar todas las membranas que tengan para que no existan grumos dentro del glasé.
  • Tamizar el azúcar y reservar, de igual forma tener reservado el zumo de limón.
  • Se baten las claras a punto de nieve y mientras se están montando ir agregando el azúcar poco a poco, al final se agrega el zumo de limón y colorante blanco para resaltar el mismo que será la base para otros colores.
  • Se sigue batiendo a baja velocidad hasta que el glasé forme picos, obteniendo la consistencia adecuada.
  • Para evitar que se seque se reserva en envases herméticos.

Este glasé se puede conservar en la nevera por un mes, solo debes fijarte en su consistencia antes de usarlo ya que si está muy duro debes agregarle unas gotas de agua y si está muy blanco añadirle más azúcar pulverizada.

Al igual como es una base blanca puedes decorar así mismo tus galletas de jengibre, pero si prefieres puedes dividir la mezcla en varios envases y obtener los colores que más te gusten con colorante vegetal en gel.

Este detalle es de cuidar en vista de que la consistencia del glasé puede variar si se utiliza colorante en polvo o líquido, de esto dependería agregar más azúcar pulverizada o agua dependiendo cual sea el caso.

Fuente: Youtube.com

Si no eres experto en decoración no importa con la práctica se va mejorando y lo importante es darle su toque especial para que grandes y chicos lo disfruten en cualquier época del año.

Formas de galletas de jengibre

Las primeras galletas de jengibre con forma humanizada se remontan a la Reina Isabel I que las otorgaba de obsequio a los visitantes de la corte y cuentan que tenían una forma parecida a ella.

Sin embargo, la decoración de galletas navideñas se remonta al siglo XIV donde se realizaban diseños en madera con motivos bíblicos, la prueba de ello se encuentra en el museo nacional de Zurich.

Antiguamente se fabricaban moldes con los diseños o se realizaba la forma de la galleta de manera artesanal, solo fue hasta el año 1812 cuando se realizaron los primeros cortadores de hojalata.

Para realizar la galleta del muñeco de jengibre actualmente se cuenta con cortadores que traen la forma base y otros incluso traen para hacer las marcas donde va a colocar la decoración.

Solo que no es necesario salir corriendo para gastar dinero y adquirir un molde si estas en casa realizando las galletas de jengibre, porque puedes realizar un molde de cartón con la forma del mismo y colocar encima de la masa ya estirada para realizar los cortes.

Para darle la forma solo requieres cortar con una puntilla de cocina la masa o un chuchillo de repostería, estos son más pequeños y finos así que puedes cómodamente hacer la figura del tamaño que desee.

Incluso para hornear galletas navideñas puedes hacer otras formas típicas como lo son los árboles de navidad, las campañas, renos y muchas otras que hagan eco de la época que se está celebrando ya sea con un cortador especial o fabricado artesanalmente.

En cuanto a la popularidad de la galleta de jengibre para la zona de América se remonta al cuento infantil donde una señora horneo un hombrecito de galleta que cobro vida y salió corriendo de todos porque querían comérselo debido a su rico aroma.

tipos de galletas de jenjibre

Historia de las galletas de jengibre

A pesar de que esta planta ya era utilizada para recetas pues la primera galleta de jengibre conocida se le otorga al monje Gregory de Nicopolis durante el siglo XI cuando elaboro un pan a base de agua de rosas, jengibre, canela, melaza y cardamomo.

La sencilla receta era llamada pan de jengibre que luego este monje la llevo a Francia y enseño a los monjes del lugar a realizarla que comenzaron a realizarla con forma de un hombre, pero realmente se popularizo cuando la Reina Isabel I de Inglaterra comenzó a reglarle a sus invitados la distinguida galleta.

Desde ese momento se hizo cada vez más popular que sin importar las decoraciones la galleta de jengibre siempre llevaba la forma de un hombrecito con caras sonrientes y así poco a poco fue traspasando frontera hasta convertirse en un símbolo de la navidad.

Inicialmente era un pan sin embargo por la textura de la masa la misma fue considerada una galleta, su forma es parcialmente humanizada con decoración muy colorida con otros dulces, chocolate y glasé.

Sin importar que la forma sea por tradición la misma pues esta galleta lleva la originalidad de cada persona que la fábrica, acompañada de un sabor y aroma único que la caracteriza.

Tantas tradiciones y cada una tiene su toque especial para crear este sencillo postre, tal es el caso del artículo de la revista “Vanidades” donde publicaron la receta real que utilizan en el Palacio de Buckingham donde los chefs aseguran que le colocan una mezcla mixta de especias que le otorga su rico sabor.

Este dato fue lo único que no revelaron de la preparación, pero aseguran que para intensificar su sabor la masa se reposa durante 24 horas para pasar al horneado, todos estos detalles son los que contribuyen a que cada lugar tome la tradición como suya.

Casa de galletas de jengibre

Como una tradición lleva a la otra pues también existen las galletas de jengibre en formas de casitas, esta historia se basa en el cuento infantil de Hansel y Gretel donde los niños se perdieron en el bosque y consiguieron una casa hecha de jengibre y dulces, lo que ellos no sabían que esa era la trampa de la bruja para atraer niños.

Al igual que el cuento del muñeco de jengibre que al final de la historia la señora se regresa a su casa para ir hacer una casita para que no salga corriendo y tenga la misma suerte que el hombrecito.

Todas estas historias forman parte de las creencias y cultura que forma las tradiciones navideñas que se van extendiendo por el mundo hasta ser adoptadas por la mayoría de las personas.

① Preparación de la casa de jengibre

Para realizar una casita de jengibre se utiliza la misma receta de las galletas porque de hecho es lo mismo solo que cambia su forma y es realizada de manera realista para divertir y decorar en la navidad.

  • Los moldes para hacer la casita se pueden hacer de forma tradicional con cartón para evitar tener que adquirirlos y de todas maneras le estarás aportando tu toque de originalidad.
  • Una vez realizadas las formas de las galletas y horneadas se unen las piezas con glasé y se debe esperar a que el mismo seque para formar la estructura de la casa, normalmente en unas tres horas ya debería estar listo.
  • Para decorar se requieren muchos dulces que van a quedar a la imaginación de cada persona que realice su casita, todos ellos se colocan con glasé que hace el efecto de pegamento.
  • Incluso algunos detalles se los puedes dar al momento del horneado como, por ejemplo, si quieres realizar vitrales en las ventanas de la pequeña casa pues en el espacio que dejas para ello colocas caramelos de colores y con el calor estos se van a derretir y solidificar nuevamente formando el vitral.

Son muchas las ideas que puedes implementar en las casas de jengibre y es por ello que para la estructura es mejor que no te preocupes por adquirir un molde, sino que al realizarlos tú mismo puede variar y tener diferentes modelos para exhibir a tus invitados.

Si alguna vez llegan a visitar República Checa no dejen de pasar por el museo de la galleta de jengibre, allí entenderán mucho mejor la tradición culinaria y la importancia que tiene en Europa por la que esta representa un símbolo de su cultura.

Los turistas pueden incluso sumergirse en el mundo de los mercadillos para aprender a realizar sus recetas y decorar sus propias galletas como les guste, incluso realizar la más difícil que es una casa de jengibre.

casa de jengibre

Beneficios de la galleta de jengibre

El jengibre posee varias formas para aprovechar sus beneficios que puede ser a través de la ingesta de té o la adición de este en las comidas como un ingrediente más de cada preparación.

Debido a las propiedades medicinales del jengibre y sus efectos positivos sobre la pérdida de peso, este aperitivo se convierte en una manera fácil y practica de consumir esta especia.

Por supuesto consumir jengibre en forma de galletas representa un cambio en la manera de adquirir sus propiedades porque deben tomarse en consideración algunos puntos importantes, como que se estaría ingiriendo otros alimentos que aportan calorías a tu peso.

Además, debería contabilizar cuantas galletas estarías consumiendo para poder llegar a la dosis recomendada por día para que se cumpla un régimen que el organismo aproveche los beneficios digestivos, metabólicos y anti inflamatorios que te aportaría esa cantidad de jengibre.

Sinceramente sería una mala opción en la forma de consumir jengibre si se sufre de obesidad, siendo el caso contrario no estaría del todo mal, pero de una forma regulada y que formara parte solo de un consumo en forma de merienda.

En vista de que las galletas de jengibre son ricas en vitaminas y minerales, poseen hierro y magnesio que brindan energía al organismo y fortalecen el sistema inmunológico, también poseen vitamina B9 que contribuye al rejuvenecimiento celular e incrementa las células rojas de la sangre.

También poseen vitamina B3 que contribuyen al transporte de oxígeno a través del torrente sanguíneo, es decir, que su consumo moderado aporte beneficios al organismo, pero mucho depende de cómo te encuentres de salud al momento de incluirlas en tu dieta.

Otra opción es preparar tus propias galletas de jengibre en casa y sustituir algunos de los ingredientes por otros más saludables, actualmente se consiguen en el mercado harinas que no contienen gluten y perfectamente se pueden sustituir para hacer unas galletas más saludables.

De igual forma puedes cambiar el azúcar por miel o stevia que aportan el sabor dulce de forma natural, en cuanto a la mantequilla como es un medio graso podrías sustituirla por aceite de oliva por supuesto como la composición física es distinta la proporción del mismo sería menor.

Es decir, que como se trata de aceite y es liquido pues se le añadiría una cantidad más pequeña de materia grasa que cumpla su acción en la preparación pero que no altere el equilibrio porque si no tendrías que modificar e incrementar la cantidad de harina que es el elemento solido que le otorga consistencia a la mezcla.

familia de galletas

Puedes intentar combinarla con mantequilla de maní natural ya que esta aporta una cantidad de grasa similar a la margarina, pero de forma más saludable, claro que le cambiaría el sabor de forma notable y debes probar a ver si es de tu gusto.

① Beneficios del jengibre en la estetica

En el ámbito deportivo y de cuidado personal son vistas como calorías vacías, aunque cambies sus ingredientes por otros más saludables y solo se recomiendan consumir con moderación porque si recomiendan una cantidad de 2000 calorías al día y resulta que una gran parte se te va en este aperitivo que ocupa unas 250 calorías aproximadamente.

Por lo que si pierdes el control y te excedes un poco en su consumo estaría afectado negativamente tu organismo porque al final siempre hay un elemento que es difícil de eliminar y es que se trata de las grasas saturadas presentes en la galleta de jengibre.

Estas grasas aumentan el colesterol en la sangre causando enfermedades cardiovasculares, incluso sin exceder la dosis recomendada que son dos onzas de galleta puedes estar consumiendo alrededor de 11 gramos de azucares que no le favorecen tu organismo.

Como un aperitivo de tus hábitos alimenticios unas dos veces a la semana la galleta de jengibre no estaría haciendo daño si te encuentras en perfecto estado de salud, pero para personas con un organismo delicado que tienen alguna afección diagnosticada es mejor no incluir esta forma de consumo.

Por lo tanto, siempre es mejor volver a lo tradicional y controlar las dosis de jengibre para opciones terapéuticas de manera directa, es decir, consumiendo la infusión de la planta o el agua porque es una manera más saludable de solo absorber sus beneficios.

Flores Manrique George Administrator

Biólogo – Naturista, redactor y principal editor del contenido creado en diversas revistas académicas, co-fundador de LasPlantasyFlores