Saltar al contenido
Las Plantas y las flores

La Caléndula

Todos hemos oído hablar, al menos una vez, acerca de la planta caléndula, o como algunos prefieren llamarla, “la planta milagrosa”.

Pero, ¿realmente sabes por qué esta planta se ha ganado ese nombre?, no te preocupes. Cuando termines de leer este artículo tendrás todos los conocimientos necesarios de la caléndula y de seguro comenzarás a admirarla tú también.

¿Qué es la caléndula?

Cuando hablamos sobre las plantas medicinales que son mayormente utilizadas para aliviar las afecciones dermatológicas es común que nombremos al aloe vera, o la bardana. Pero debes saber que la caléndula es también conocida en esta área como “la planta milagrosa”.

La caléndula extrae su nombre del término latino conocido como “calendas”, que esto se refiere al primer día del mes en el calendario. Esto gracias a la capacidad que esta posee de lograr florecer en cualquier momento del año. Pudiendo entonces ser cultivada de manera constante sin tener que esperar épocas exactas.

 En el idioma castellano hay quienes la llaman “maravilla”, y es que realmente le han dado ese nombre porque es muy buena para los tratamientos estéticos y tratamientos medicinales en general. Siendo considerada como una “planta milagrosa” gracias a la versatilidad de su uso y su gran aporte en la salud.

Historia de la caléndula

La historia de la caléndula puede ser confusa, debido a que, aunque esta es muy famosa en todo el mundo y posee diferentes nombres, realmente no hay un dato exacto de cuando apareció esta planta milagrosa por primera vez o por quiénes esta comenzó a ser usada para cualquier cosa.

Cuando se realizan suposiciones acerca de su procedencia podemos encontrarnos con que la mayor es que esta viene del área mediterránea y que probablemente es el resultado de un cruce entre algunas otras especias del género Caléndula. Muchos especialistas dicen que el cruce exacto fue entre arvensis y otra que no han podido descifrar.

La historia de la caléndula también supone que esta se utilizó en la región mediterránea durante la época de los griegos antiguos, aunque también se piensa que antes de eso los hindúes y los árabes conocían acerca de la planta milagrosa gracias a sus cualidades dentro de las plantas medicinales y aparte la usaban como tinte de telas.

Aunque no se sepa realmente quien, cómo, cuándo y dónde se descubrió la caléndula lo que actualmente se conoce de ella es suficiente para ser pensada como una de las mejores plantas medicinales de nuestros tiempos y otros previos.

Caléndula nombre científico

Caléndula officinalis.

Cultivo de la caléndula

La caléndula es una planta muy conocida para los especialistas en la jardinería, esta deriva de una especie silvestre llamada Calendula arvensis, la que es una planta realmente abundante en yernos, márgenes de caminos y descampados. Es una planta única y realmente muy fácil de reconocer a simple vista.

La caléndula es una planta de un gran tamaño, que puede llegar a tener hasta 50 centímetros de alto, y que posee enormes capítulos de un hermoso color anaranjado de al menos 5 centímetros de diámetros con hojas de estilo lanceoladas de un color verde limón que se abrazan al tallo.

El cultivo de la caléndula por lo general se da en rocallas y parterres, también hay lugares donde frecuentemente es encontrada en jardines públicos y hasta parques. Para aquellos que les gusta cultivarla también se les da en jardineras y macetas que se sitúan en ventanas y balcones.

Es importante que en casa se mantenga en los balcones o las ventanas ya que esto les da entrada a que se nutran de la luz y también se mantengan totalmente fresca. Además, muchos dicen que mantenerlas fuera de casa ayuda a que los insectos no entren a los hogares.

El cultivo de la caléndula es realmente resistente, ya que puede soportar tiempos de climas helados como también periodos de sequía, pero debes saber que necesita siempre un poco de luz del sol. Más allá de los jardines podemos también encontrarla en caseríos y en algunas proximidades de masías.

Usos de la caléndula

No es un secreto que los pétalos de la flor de caléndula son totalmente comestibles y es de ahí de donde surge que el mayor uso que a esta se le dé sea a través de infusiones o tés. Es por eso que en esta sección te ensañaremos a preparar uno de la manera correcta.

Preparación de la caléndula

El primer paso para la preparación del te es conseguir los materiales, realmente no son muchos, deberás obtener un par de pétalos de flor de caléndula, con un poco de agua, una olla donde puedas hacerlo y también una cocina donde podrás poner a hervir el té.

Deberás añadir un par de pétalos de flor de caléndula al agua y colocarlo a hervir aproximadamente diez o quince minutos. De modo a que el agua pueda absorber de manera correcta todos los principios que tiene esta flor para ayudarnos en nuestra salud.

Después de que el agua haya hervido podrás entonces retirar la olla del fuego y dejar que se enfríe unos minutos, lo suficiente como para que se pueda ingerir. El resto siempre podrás guardarlo en la nevera y calentarlo un poco cada vez que desees volver a tomar té.

Dosis adecuada

La caléndula es una planta milagrosa, por lo que puedes tomarla solamente una vez al día y recibir todos los beneficios que esta trae. Pero si presentas algún problema entonces puedes tomarla hasta tres veces al día Sin que esta tenga ningún tipo de efecto negativo en ti.

Caléndula propiedades

Propiedades estéticas

Todos sabemos lo beneficioso que puede resultar para la piel el aloe vero y la robusta bardana, pero lo que pocos conocen son las propiedades estéticas de la caléndula. Aunque después de conocer esta planta de seguro nunca querrás dejar de usarla.

Al acudir a un experto en plantas medicinales de seguro te dirá que, a la hora de necesitar un remedio natural para la parte estética, necesitas una crema que lleve caléndula en su composición. Esto gracias a sus grandes propiedades para el cuidado estético del ser humano que la necesita.

Las propiedades estéticas de la caléndula son tan reconocidas por los profesionales que el extracto de caléndula es un principio activo en la fórmula de muchas cremas, lociones, pomadas y productos de cosmética que podemos encontrar en el mercado sin tener que buscar realmente mucho. De los más conocidos.

Cualquiera que conozca acerca de las plantas mejores valoradas para las afecciones dermatológicas de seguro te dirá que la caléndula está en la lista. Aunque realmente su uso no se basa solo en la parte estética, posee otras funcionas. Y es de ahí donde sale el nombre de “planta milagrosa”.

Propiedades cicatrizantes

La caléndula posee grandes propiedades antisépticas y cicatrizantes, y esto puede entonces estimular la acción que se da por naturaleza de acción dérmica. También gracias a estas propiedades le es muy fácil el poder regenerar la piel dañada, trabajando para potenciar la síntesis de colágeno y glucoproteínas para que la piel sane sin que se noten cicatrices.

Propiedades medicinales

Para nadie es un secreto que la flor de la caléndula tiene grandes propiedades medicinales, teniendo entonces una acción antiinflamatoria y es un fuerte cicatrizante cuando esta es aplicada de manera tópica. Las propiedades medicinales de la caléndula son una de las mejores de todas las plantas medicinales.

Se puede utilizar extractos de la flor de la caléndula para comprobar que tiene una gran acción de estimulación de la epitalización de nuestras heridas, como también una gran actividad antiinflamatoria en edemas gracias a la intervención de la prostaglandina (triterpenos, sobretodo faradiol son de los principios antiinflamatorios).

Propiedades fungicidas

Es importante que sepas que la tintura y el aceite esencial de la caléndula presenta propiedades fungicidas contra la candidiasis y algunas infecciones vaginales.

Beneficios de la caléndula

Todos sabemos que los beneficios de la caléndula son demasiados, sin embargo, en esta sección del artículo nos enfocaremos en hablarte brevemente sobre tres de estos beneficios que pueden ser de suma importancia.

Como cicatrizante

En el caso de ayudar a cicatrizar heridas sin dejar rastro de ellas muchos doctores naturales recomiendan el uso de la caléndula. Bien sea en gel o en crema y hasta en jabón para acelerar el proceso de cicatrización.

En caso de indigestión

Muchas personas cuando tienen algún problema de indigestión optan por tomarse un té de caléndula para ayudarse a aliviar los dolores que pueden estar presentando. Esto se ha comprobado que realmente es efectivo y por eso la planta se ha convertido tan popular.

Como cosmético

Lo que muchas personas no saben acerca de la caléndula es que no sólo puede ayudarnos en nuestra piel cuando tenemos un problema, sino que también podemos usarla con regularidad (por ejemplo, como jabón de baño) para ayudar a nuestra piel a verse mucho más limpia, hidratada y tersa. Este es el beneficio de la caléndula que muy pocos conocen pero que a muchos les cambia la vida.

Productos derivados de la caléndula

De una planta tan buena como lo es la caléndula era de esperarse que no se tardaran mucho tiempo en sacar productos derivados de ella para poder utilizar según las diferentes situaciones por las que estemos pasando.

Es por eso que hemos decido darte a conocer algunos de los productos derivados de la caléndula en esta sección del artículo.

Jabón de caléndula

Todos sabemos que a la hora de escoger los productos con los que mantendremos una buena higiene en nuestro cuerpo, debemos saber elegir solamente lo mejor para nuestra piel. Y es por eso que el jabón de caléndula es una buena opción entre los productos derivados de la caléndula.

El jabón de caléndula es un producto artesanal, pero esto no quiere decir que no sea tan bueno o mejor como las grandes marcas que podemos encontrar en el mercado. Este jabón se hace con la flor de la caléndula, ya que esta posee muchos beneficios para las personas que tienen una piel sensible o delicada.

Es gracias a lo que hemos mencionado anteriormente que este jabón se recomienda para personas que tengan alguna  afección cutánea o se encuentre padeciendo de la dermis. También se recomienda para personas que se encuentren en proceso de cicatrización debido a sus altas propiedades cicatrizantes.

Otro uso que se le da al jabón de caléndula es dentro del tratamiento de personas que sufran de verrugas que se hayan producido por alguna infección o virus que se haya alojado en nuestro cuerpo. Incluso puede ser aplicado en las zonas genitales tanto de hombres como de mujeres.

Caléndula té

Todos sabemos que a la hora de aliviar algún malestar nos encontramos con que los tés son nuestra mejor opción, muchos contienen propiedades medicinales que pueden ayudarnos en varios sentidos. Y entre los productos derivados de la caléndula los tés son realmente una de las mejores opciones para adquirir.

Los orígenes del té de caléndula se remontan a muchos años atrás, ya que este se usa con motivos medicinales hace miles de años.

Debido a que esta planta se presume que se originó en Europa entonces podemos presumir que fue en aquellas tierras donde se comenzó a preparar como un té.

Debes saber que muchas personas confían en el té de caléndula como una gran infusión de belleza debido a que posee antioxidantes, vitaminas y minerales, flavonoides y un color amarillento gracias a la vitamina A.

Es de ahí que muchas personas tienden a tomarlo con regularidad, aunque no presenten ninguna enfermedad.

También es bueno que sepas que este té es excelente para aquellas personas que sufren de problemas estomacales tales como una gastritis crónica, que tienen úlceras gastroduodenales, insuficiencia hepática, colecistitis, e inclusive para aquellas mujeres que sufren de dolores premenstruales muy fuertes. También es conocido por aliviar dolores de cabeza y náuseas.

Gel caléndula

Entre los productos derivados de la caléndula más famosos nos encontramos entonces con el gel de caléndula, que podemos hallarlo con total facilidad en cualquier tienda de medicamentos naturista.

Este gel es recomendado a la hora de querer eliminar manchas en la piel, como también ayudar a cicatrizar las heridas que hemos sufrido.

Aceite de caléndula

Justo igual que el coco y las almendras el aceite de caléndula también es muy bueno para humectar la piel.

Crema de caléndula

Cuando se trata de una herida que se haya hecho por una fricción o una quemadura en la piel entonces la crema de caléndula sin duda alguna podrá ayudarte a recuperarte de ella.

Este producto derivado de la caléndula es muy famoso entre aquellas madres que buscan aliviar las quemaduras provocadas por los pañales a sus bebés.

 

Flores Manrique George Administrator

Biólogo – Naturista, redactor y principal editor del contenido creado en diversas revistas académicas, co-fundador de LasPlantasyFlores